Causas del mal aliento



El mal aliento puede causar rechazo social.
El mal aliento, también conocido como halitosis es causado por factores que modifican el olor del aire que expulsamos al exhalar. Estos factores se extienden en diversas razones, como una enfermedad que puede causar el mal aliento como un síntoma de esta (se hace mención a problemas del hígado con este punto), como también puede ser por la comida más reciente que ingerimos.


Las fuentes que causan el mal aliento son:
  • Estomacal

  • Bucal

Estomacal

Es el que proviene del estómago y es causado por ingerir una dieta inapropiada, que al ser digerida en el estómago puede ocasionar gases o eructos los cuales se pueden alargar incluso cuando la comida ingerida ya no está siendo digerida por el estómago.

Bucal

Este es un poco más molestoso ya que es percibido por las personas sin que nosotros nos percatemos.

Normalmente se debe a la descomposición de restos de comida en nuestros dientes o por debajo de ellos, también por tener sarro o placa bacteriana que juntos logran expulsar un hedor desagradable que muchas veces las personas con una mala higiene bucal no se dan cuenta.

También es causado en la garganta. Una gripe común, que ocasiona mucosidad excesiva o flema puede influenciar el mal aliento.

Sin embargo, aunque estas son las causas principales del mal aliento, éste se puede deber a una o varias de las razones enlistadas más abajo:
  • Problemas de las encías (Gingivitis).

  • Una higiene dental escasa.

  • Infecciones en la faringe (garganta).

  • Una dieta impropia.

  • El tabaquismo.

  • Padecer diabetes.

  • Bacterias en la cavidad oral (boca).

  • Mala digestión o sufrir de gastritis.

  • Mal funcionamiento del hígado

  • Goteo postnasal (es decir, producción excesiva de mucosidad)

  • El estrés también causa mal aliento

Consejos para curar el mal aliento

Aunque no lo crea, la manzana verde es milagrosa para deshacerse del mal aliento debido a sus propiedades cítricas, es capaz de neutralizar el olor de su boca y eliminar por completo este problema, aunque no permanentemente. Muchos odontólogos recomiendan comer un trozo de manzana varias veces al día para solucionar el problema.

Por otra parte, el cepillado de los dientes debe ser una obligación para curar el mal aliento. La halitosis, como se mencionó anteriormente, se causa en sus dientes o encías; se crea una pequeña placa de bacterias muertas, y cuando comienzan a descomponerse su boca apestará. Para evitar esto, cepille sus dientes de manera eficiente para remover esta placa y evitar así que esta sea tu causa de mal aliento.

También procure mantener una buena rutina de alimentación. La falta de alimento puede ocasionar gastritis pero además de esto puede ocasionar un aliento ácido. Si es una persona que come bastante haz dietas nutritivas y abastecidas para evitar que después de unas pocas horas sienta nuevamente la necesidad de comer.

Si se encuentras en un lugar público o en un restaurante en el que no puede cepillarse los dientes, lo más recomendable es beber pequeños sorbos de agua y remover con la lengua cualquier sobrante que haya quedado en los dientes, así evitas que se queden restos de comida entre los dientes.

Recuerde que debe cambiar su cepillo de dientes cada mes o como máximo después de 3 meses de usarlo. Con el tiempo este tiende a perder su efectividad para remover los restos de comidas y limpiar bien su boca, además de albergar bacterias u hongos en las cerdas, volviéndose contraproducente.

Sin embargo, si usted hace todo esto y ve que el problema no mejora sino que sigue sin dar una señal de alivio debes recordar que el mal aliento a veces no es una enfermedad sino el síntoma de una, lo que significa que puede estar padeciendo una afección que le esté ocasionando el mal aliento. Sí es así es mejor visitar a un gastroenterólogo.

Recuerdecontrolar la ingesta de alimentos con especias o ingredientes como la cebolla, el pepperoni, lácteos, ajos y comidas con muchos condimentos que particularmente cuestan eliminarse del aliento.

Si tiene enjuague bucal ¡úsalo! Es muy recomendado para eliminar bacterias y neutralizar por un momento el mal aliento. Por otro lado, si no lo tiene, enjuague su boca con jugo de limón o también con bicarbonato de sodio haciendo gárgaras. Estos 2 sirven muy bien para regular el olor de su boca.

Recuerde visitar a su dentista para conseguir más formas o posiblemente un tratamiento que elimine su problema de inmediato, ellos son los expertos.



¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Con la tecnología de Blogger.