Erisipela


La erisipela es un tipo de enfermedad bacteriana la cual también es considerada una afección contagiosa debido a su facilidad de transmitirse de una persona a otra. Es ocasionada por varios tipos de estreptococos pero entre el principal se encuentra el streptococcus pyogenes, dicha bacteria tiende a atacar mayormente a la piel o la dermis, que es la capa de tejido que está después de la epidermis.



Esta enfermedad tiende a manifestarse en las zonas donde el estreptococo ha penetrado en la piel. La zona infectada se caracteriza por mostrar una inflamación con un tono enrojezco que puede tener un tamaño o extensión variable según la zona del cuerpo afectada y muchas veces puede ocasionar ardor, dolor y picazón; sin embargo, también puede ocasionar otro tipo de diversas dolencias como fiebre o Adenopatía. Aunque suene raro, la zona más común en donde los pacientes muestran la erisipela es en la cara.

Se ha estudiado en muchos países la erisipela durante más de 20 años y en casi todos los casos se ha presentado de la misma manera, como un recrudecimiento epidérmico agravando el área infectada. Desde el siglo XIX, los casos de personas infectadas han ido en aumento pero la evolución constante de la medicina y de los tratamientos creados para combatir dichos problemas han permitido tratar más eficazmente esta afección; la penicilina hasta ahora es el mejor antibiótico usado para el tratamiento de la erisipela.

Términos descriptivos


La erisipela se la conocía anteriormente como un tipo de celulitis, si se comprende que dicha enfermedad es cutánea; sin embargo, hace tiempo que los médicos dejaron de usar ese término para referirse a la erisipela debido a que la palabra “celulitis” abarca muchos otros síntomas que pueden ser causados por diferentes patógenos y factores que la desaten. Incluso, varios tipos de bacterias que no necesariamente afectan de manera determinada a la piel también pueden ocasionar celulitis. El término que se usa ahora es “dermohipodermitis bacteriana” aunque suene un poco más extenso, es más descriptivo únicamente para definir a la erisipela.

Causas


Esta enfermedad se categoriza como una afección aguda para la dermis e hipodermis ya que es causada por tipos de estreptococos que afectan a dichas áreas de la piel de manera específica. En la actualidad no se conoce de ninguna otra bacteria que pueda ocasionar esta afección ya que las inflamaciones o eritemas son originados por las toxinas secretadas por el estreptococo, siendo éste el patógeno principal que causa la enfermedad.

Una causa de contagio puede ser debido a el contacto directo con los pacientes que están de por si infectados, una picadura de, por ejemplo: una mosca o insecto que tenga la bacteria inactiva pero que pueda transmitirla, puede terminar contagiándote. Otra forma muy común de contraerla sucede cuando las personas tienen pie de atleta, ocasionando que la descamación en el área de los dedos del pie ocasione una pequeña entrada para muchas bacterias a tu organismo incluyendo los estreptococos.

Estreptococos causantes


Son 3 tipos de estreptococos conocidos que pueden ocasionar erisipela, entre los cuales abarcan:
  • Streptococcus pyogenes: Siendo el mayor causante de los casos de esta enfermedad conformando aproximadamente el 62 % de todos ellos.

  • Streptococcus agalactiae: Conformando el 3 % al 9 % de todos los casos de la enfermedad.

  • Streptococcus equisimilis: Conforma entre el 20 % de los casos.

Síntomas


Las primeras señales de la enfermedad va a ser el comienzo del enrojecimiento de alguna parte de tu cuerpo, puede ser el brazo, la parte posterior a la rodilla, principalmente la cara o en los brazos. Los síntomas se presentan de manera rápida una vez que la bacteria entra en tu cuerpo ya que inmediatamente ésta secreta las toxinas que causan los eritemas o inflamaciones en la piel.

Sentirás una sensación de molestia en dicha área la cual también puede ocasionarte un ardor y una comezón intensa. Evita rascarte, ya que puedes agravar el área y sacarte sangre.

Tratamiento


La enfermedad puede ocasionar un malestar muy incómodo que también puede resultar en la aparición de otros síntomas como la: fiebre y fatiga, por lo que el descanso a veces es un poco necesario para el paciente. Cuando la erisipela se presenta en la pierna, se recomienda mantenerla elevada para aminorar la inflamación.

El antibiótico más eficiente hasta ahora es la penicilina G la cual muestra una eficacia para combatir la enfermedad correctamente en el 80 % de los casos. También se suele usar la amoxicilina para disminuir la fiebre. El tratamiento debe seguirse de manera continua por más de 10, incluso 20 días hasta que se muestre una mejoría radical en el paciente.



¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Con la tecnología de Blogger.