Breaking News

El origen de las luces de Navidad

Luces de Navidad

Cualquiera pensaría que las luces de Navidad han estado acompañandonos durante tanto tiempo como la Navidad sí mismo. ¿Alguien podría imaginar una Navidad sin luces?  La historia de las luces de Navidad está estrechamente vinculada a los albores de la era moderna, cuando las casas comenzaron a ser suministrado con electricidad.



Como es sabido, Thomas Edison inventó la primera bombilla que funcionaba en 1879. Algunos años más tarde, en 1882, un asociado suyo fue el que uso por primera vez luces en su árbol de Navidad. Edward Johnson fue el primero en encender eléctricamente el árbol de Navidad de su familia en su casa de Nueva York. Su casa estaba ubicada en una de las primeras secciones de la ciudad que se les instalo electricidad.

Un reportero visitante de Detroit informó lo siguiente en The Detroit Post and Tribune": 
Anoche caminé más allá de la Quinta Avenida y llamé a la residencia de Edward H. Johnson, vicepresidente de la compañía eléctrica de Edison. De los hermosos salones, había un gran árbol de Navidad que presentaba un aspecto pintoresco y misterioso, estaba brillantemente iluminado con muchos globos de colores tan grandes como una nuez inglesa y giraba unas seis veces por minuto en una pequeña caja de pino, habían como 80 luces envueltas en estos delicados huevos de cristal, y  divididas entre blanco, rojo y azul. A medida que el árbol giraba y los colores alternaban, todas las lámparas se apagaban y se encendían a cada revolución El resultado fue un continuo parpadeo de colores, rojo, blanco, azul, blanco, rojo, azul --- toda la tarde. 

En 1890, Edison publicó un folleto promocional que pudo haber sido la primera mención de las luces de Navidad accionadas eléctricamente disponibles comercialmente. Afirmó que "hay pocas formas de decoración más hermosas y agradables que las lámparas incandescentes en miniatura colocadas entre las flores, o entretejidas en guirnaldas o festones, para decorar árboles de Navidad o conservatorios ..."

A partir de ahí, la popularidad de las luces de Navidad fue creciendo cada día más. En poco tiempo, cada familia las tenía y se convirtieron en parte de la tradición de decorar no solo el árbol de navidad si no las casas en general, tanto por dentro como por fuera alrededor del mundo. A medida que fue pasando el tiempo las luces no solo se encendían y apagaban si no también algunas tocan música navideña formando con las luces una coreografía.  Es difícil imaginar la Navidad sin luces de Navidad.




¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios