Breaking News

La historia del juego de mesa Bingo

Historia del Juego Bingo

Los orígenes del bingo contemporáneo se remontan al siglo XVI en Italia, donde se presentó el juego de lotería Lo Giuoco del Lotto dItalia. Este juego popular fue introducido en Norteamérica en los últimos años de la decada de los 20 con el nombre de Beano. Un vendedor de juguetes de Nueva York fue responsable de cambiar el nombre del juego a Bingo y con ello aumento su popularidad.

Siglo XVIII

A finales del siglo XVIII, el juego de lotería italiano original llego a Francia. La evidencia histórica demuestra que un juego llamado Le Lotto era popular entre la alta sociedad francesa que solía jugarlo en partida y reuniones sociales.

Le Lotto solía ser jugado con cartas especiales que se dividían en tres filas y nueve columnas. Cada una de las tres columnas constaba de 10 números, mientras que cada columna tenía cinco números aleatorios y cuatro espacios en blanco. Cada jugador tenía una tarjeta de lotería diferente donde usaba para marcar el número anunciado por la persona encargada. El primer jugador que completaba una fila ganaba el juego.



Siglo XIX

En el siglo XIX, el juego de lotería se extendió por toda Europa y comenzó a usarse como un juego didáctico para niños. En la década de 1850, varios juegos de lotería educativos habían entrado en el mercado de juguetes alemán. El objetivo de los juegos de lotería era enseñar a los niños cómo deletrear palabras, cómo multiplicar números, etc.

Siglo XX

En 1920, una versión similar al juego de lotería, conocido como beano, era popular en las ferias de todo el condado de los Estados Unidos. En Beano, los jugadores colocaban frijoles en sus tarjetas para marcar el número anunciado. El primer jugador que completaba una fila en su tarjeta, solía gritar a Beano!, hasta una noche en diciembre de 1929, cuando un vendedor de juguetes neoyorquino con el nombre de Edwin S. Lowe visitó una feria del país en las afueras de Jacksonville, Georgia.

En su regreso a Nueva York, Lowe había comprado el equipo beano incluyendo los frijoles secos, un sello de numeración de goma y cartón. En su casa de Nueva York, Lowe fue anfitrión de un juego amistoso de beano. Durante el juego, un ganador entusiasmado que había logrado completar una fila completa tartamudeó Bingo, en lugar de Beano. Escuchando a la emocionada joven tartamudeando, le dio la idea a Edwin S. Lowe de desarrollar un nuevo juego que se llamaría Bingo.

Mientras que el juego de Bingo de Lowe estaba dando sus primeros pasos en el mercado, un sacerdote de Pensilvania le pidió a Lowe que usara el juego con fines de caridad. Después de un corto período de prueba, el sacerdote había descubierto que el juego de bingo hacía que las iglesias pierdan dinero. Dado que la variedad de tarjetas de bingo era limitada, cada juego de bingo terminaba con más de cinco ganadores.

Con el fin de desarrollar el juego y reducir las probabilidades de ganar, Lowe se acercó al Prof. Carl Leffler, un matemático de la Universidad de Columbia. A Leffler se le pidió que creara una mayor variedad de tarjetas de bingo que cada una de ellas tenga una combinación única de números. En 1930, Lowe tenía 6.000 tarjetas de bingo.

Desde entonces, la popularidad del juego de bingo para recaudación de fondos continuó creciendo. En menos de cinco años, alrededor de 10.000 juegos de bingo semanales tuvieron lugar en toda América del Norte. La compañía de Lowe's creció hasta emplear a varios miles de empleados y ocupar más de 60 prensas de impresión las 24 horas del día.

Ahora, el bingo es uno de los juegos más populares del mundo. Se juega en iglesias, escuelas, salas de bingo locales y casinos terrestres en los Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y otras partes del mundo, así como en casinos online como yoBingo




¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios