Titanic


Hundimiento del Titanic

Hundimiento del Titanic

En la noche del 14 de abril de 1912, el Titanic, una marca nueva y supuestamente un barco "insumergible", salió en su viaje inaugural desde Southampton, Inglaterra, a la ciudad de Nueva York. El barco, el transatlántico más grande y lujoso del momento, llevaba unos 2.200 pasajeros más la tripulación cuando el buque chocó cerca de las 11:30 pm con un iceberg. El Titanic llevaba solo botes salvavidas para casi la mitad del número de personas algo que, sorprendentemente, estaba  en cumplimiento con la legislación vigente en aquel momento. Muchos de los botes salvavidas salieron al Atlántico helado medio llenos, y alrededor de las 2 de la mañana del 15 de abril de 1912, lo inesperado sucedió: la popa del barco se levantó y haciendo que el primera trasatlántico insumergible del mundo se hundiera en al frías profundidades del Atlántico Norte.



De un total de 2.223 personas, sólo 706 sobrevivieron, mientras que 1.517 murieron. Algunas de las víctimas famosos incluyeron John Jacob Astor IV y la mayor parte de la tripulación del barco, incluyendo toda la orquesta que había tocado melodías en la cubierta hasta el hundimiento de la nave. Los pasajeros de primera clase tenían una posibilidad mucho más alta de supervivencia que los pasajeros de segunda y, especialmente, de tercera clase. Algunas de las salidas de las cubiertas inferiores para los pasajeros de tercera clase incluso fueron bloqueadas, impidiendo que muchos de ellos tengan acceso a los botes salvavidas.

A raíz de la catástrofe, a eso de las 4:10 am, el RMS Carpathia recogió el primer bote salvavidas y continuó rescatando a los sobrevivientes. Los sobrevivientes fueron finalmente trasladados a la ciudad de Nueva York, mientras que un total de 328 cuerpos fueron finalmente recuperados. Muchos de ellos fueron llevados a Halifax, donde fueron cuidadosamente registradas con todas las características descriptivas y posesiones personales almacenadas en una bolsa de lona. Es por ello, que Halifax se convirtió en un lugar clave luego de la catástrofe del Titanic. 121 de estas víctimas fueron enterradas en el cementerio de Fairview mientras que otras 29 víctimas fueron enterradas en el Cementerio Católico Romano de Mount Olivet y el  Cementerio Judío Barón de Hirsch .

Los restos del Titanic fue descubiertos en 1985 por una expedición americana francesa. El barco se había roto en dos pedazos en el fondo del océano, con la sección de popa enterrada sobre 600 metros desde la sección de proa y mirando en dirección opuesta. Lo que era realmente importante fue que cuando los científicos compararon la orientación geográfica de uno de los naufragios con la orientación de las tumbas en el cementerio Fairview, fueron colocados casi con la misma orientación geográfica.

Curiosidades

El Titanic, fue construido a semejanza de un barco gemelo, aunque algo más ligero, llamado Olimpic. Al zarpar por primera vez, el Olimpic chocó con el crucero británico Hawke y tuvo que ser llevado a los astilleros de Belfast para su inmediata reparación.

En una novela escrita en 1898 por Morgan Robertson (1861-1915), titulada Futilidad, se narraba el hundimiento del buque transoceánico de lujo Titán, calificado de insumergible, al chocar contra un iceberg en aguas del Atlántico, una noche de abril. En la novela, como en el caso real, la ineficacia de los planes de salvamento, la carencia de un número suficiente de botes salvavidas y la extrema frialdad del agua hacen perecer a todos los viajeros. Lo curioso del caso es que esta novela fue publicada catorce años antes de que, en 1912, ocurriese el verdadero hundimiento del Titanic.

En 1935, 23 años después del hundimiento del Titanic, William Reeves, marinero nacido precisamente el mismo día en que se hundió el trasatlántico, que estaba de guardia en su barco, tuvo un extraño presentimiento e hizo detener la marcha al cruzar una zona del océano Atlántico cercana a donde se había producido en 1912 aquella terrible catástrofe. Al observar detenidamente la zona, se comprobó que aquella parada había sido providencial, puesto que el buque estaba en rumbo de colisión con un gran iceberg. Lo más curioso de todo es que este tercer barco se llamaba Titanian.

Fuente (sección curiosidades): Doval, Gregorio (1994) Enciclopedia de las curiosidades: El libro de los hechos insólitos




¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.